Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales: Profesionales responsables y comprometidos con la transformación social

Durante el año 2013, entró en vigor el nuevo plan curricular de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales de la Facultad de Humanidades, una carrera de extensa tradición, acreditada por cinco años, hasta agosto de 2022, y ampliamente reconocida tanto en nuestra Universidad como en el medio externo.

Esta malla actualizada se define desde un enfoque por competencias, organizando los cursos en módulos que contemplan la formación en el saber disciplinario, pedagógico, didáctico, teórico y metodológico y en el análisis de problemas de la realidad contemporánea, garantizando la formación de profesores de excelencia, en sintonía con las necesidades del país.

La jefa de carrera, Dra. Carolina García González, detalla que, si bien, en estos siete años, se han hecho ajustes, el plan curricular “no ha sido modificado en su fundamento clave, que es ofrecer una propuesta educativa por competencias, que se organiza de manera modular, buscando articular el trabajo entre las distintas asignaturas del curso, tanto disciplinares como pedagógicas, y que, además, ofrece una modalidad formativa denominada práctica en alternancia”.

A diferencia de la mayoría de los programas en Chile, las y los estudiantes de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales de la Universidad de Santiago, inician sus prácticas profesionales durante el tercer año de la carrera.

Respecto al sello distintivo que presenta el programa, en opinión de la jefa de carrera, radica en “el compromiso que tiene nuestro Departamento, la Facultad y la Universidad, de formar profesionales responsables y comprometidos con la transformación social, particularmente en un área que es clave para nuestra sociedad, que es la educación”.

“La carrera de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales busca formar profesores y profesoras que sean conscientes de su rol como agentes políticos y transformacionales de la vida y de las comunidades escolares de las cuales formarán parte. En ese sentido, resulta clave para nosotros formar profesionales reflexivos, capaces de comprender los desafíos de los contextos escolares en que se van a insertar, que colaboren para transformar esos espacios y generen oportunidades de aprendizaje concretas que impacten en la vida de sus estudiantes”, señala Carolina García.

En ese mismo sentido, Lucía Valencia Castañeda, una de las académicas de la carrera, sostiene que, con todos estos cambios, se ha configurado un perfil especial que distingue a las y los profesionales.

“Nuestros estudiantes tienen un sello que, con el cambio de malla es más focalizado. La identidad de nuestros futuros profesores está caracterizada por un sello social y político. Ellos ven en la carrera una opción política, entendiendo esto como una opción de cambio; una alternativa no solo para transformar vidas, sino que también una forma de cambiar el sistema social”, opina la académica.

Para la profesora, doctora en Didáctica de la Historia y las Ciencias Sociales, lo anterior, “se materializa en que en general tienen una predilección por hacer la práctica en establecimientos con mayor vulnerabilidad social y con mayores carencias. Ellos ven que la enseñanza de la asignatura, es decir de la Historia, la Geografía y las Ciencias Sociales puede contribuir a cambiar esa realidad, porque permite enseñar, en la escuela, a pensar socialmente y entender la realidad de hoy”.

Desde la óptica de los estudiantes, uno de los alumnos recién titulados de la carrera, Óscar Fuentes Humeres, destaca las múltiples virtudes del programa.

“Mi paso por la Universidad fue bastante grato y cumplió con todas las expectativas que yo tenía al momento de realizar mi postulación después de dar la PSU. Lo que ofrecía la Usach en su malla curricular era lo que más me llamaba la atención y se cumplió todo lo que esperaba”, señaló el profesional de 24 años, quien a pocos meses de haberse titulado ya se encuentra trabajando en la ciudad de Los Andes.

Para Óscar Fuentes, “la carrera de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales está preparando profesores para el siglo XXI, que desarrollen las competencias y las habilidades necesarias que enfrenten los desafíos de la educación hoy”.

“El profesional de esta carrera es crítico, reflexivo; es un docente facilitador, que realiza una docencia presente, con trabajo en equipo, colaborativo, siempre dispuesto a trabajar, desarrollando distintos tipos de habilidades y competencias, desde la interdisciplinariedad, la inclusión y lo socioemocional. Es un docente mucho más integral”, enfatiza el profesor de Estado en Historia y Ciencias Sociales, formado al alero de la Universidad de Santiago de Chile.

Para conocer más de esta carrera ingresa a: https://admision.usach.cl/Pedagogia-Historia-Ciencias-Sociales