Ingeniería Comercial mención Economía: Visión social responsable y compatible con una adecuada asignación de recursos

El Departamento de Economía de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile fue creado en 1985 y en los últimos años, se ha embarcado en un proceso rápido de transformación hacia un centro enfocado en la investigación académica.

Al alero de esta unidad académica, la carrera de Ingeniería Comercial mención Economía cuenta con dos modalidades: la diurna, cuyo ingreso se realiza vía PSU y la vespertina, que es una prosecución de estudios enfocada a alumnos/as que han tenido formación en alguna carrera afín a Ingeniería Comercial y desean ampliar sus conocimientos y posibilidades profesionales.

“Los/as profesionales egresados/as de esta carrera, tienen un sello de responsabilidad profesional y social en todo contexto en que se desenvuelven. De hecho, muchos de nuestros egresados están trabajando en instituciones que desarrollan políticas públicas, como Superintendencias, Dirección de Presupuesto (DIPRES), en el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el Banco Central, entre otras”, señala Orlando Balboa, director del Departamento de Economía.

 A juicio de Balboa, en Chile se requiere gente preocupada por temas de equidad; igualdad de oportunidades; acceso equitativo; seguridad social y los/as egresados/as de esta carrera tienen una conciencia muy especial en estos aspectos. “Poseen una visión social responsable y compatible con una adecuada asignación de los recursos, con la idea que no quede un sector de la población fuera del desarrollo económico y de la asignación de los recursos, además de la protección del medioambiente”, sostiene el director del Departamento.

Los/as ingenieros/as comerciales mención economía, son profesionales que tienen una formación multidisciplinaria, con electivos en habilidades socioemocionales y en ciencias sociales, principalmente en áreas donde destacan la economía financiera, historia económica y sociología.

“Ellos/as tienen una comprensión de las relaciones de causalidad entre variables económicas, que permitan entender y anticipar el comportamiento de los mercados y actuar de manera de modificar este comportamiento, tanto en el ámbito de la empresa como en el del Estado. Además, el plus de esta carrera es que los y las estudiantes pueden tomar cursos en los magísteres que imparte el Departamento (Magíster en Economía Financiera, Magíster en Ciencias Económicas y Magíster en Historia Económica) para profundizar determinadas áreas o conocimiento”, explica Balboa.

Cuerpo Académico

Los/as profesores/as de jornada son principalmente investigadores y con doctorado en economía en prestigiosas universidades de Estados Unidos y Europa.

Ellos/as se especializan en una variedad de temas: educación, teoría de los juegos, organización industrial, economía política, y macroeconomía, entre otros. Como producto de este trabajo han logrado posicionar su investigación en algunas de las mejores revistas de la profesión.

“Muchos de nuestros estudiantes trabajan junto a los profesores como ayudantes de investigación e incluso llegan a publicar en conjunto”, destaca Orlando Balboa.

El académico de esta carrera, Dr. José Noguera, explica que la formación de un economista graduado en pregrado descansa en tres vertientes: “la primera es que el estudiante aprenda la mayor cantidad de matemáticas posibles, porque eso lo forma analíticamente permitiéndoles tener una mente lógica que le permita razonar en términos de modelos matemáticos.

La segunda consiste en aprender una amplia cantidad de conceptos en las diversas áreas de la economía y también una cantidad de modelos económicos que pueda representar y utilizar gráficamente de forma que incluso pueda usar mentalmente para razonar y llegar a conclusiones sobre asuntos de teoría y política económica, y la tercera, es una amplia cultura general que le permita tener una visión amplia del mundo, lo que es fundamental en esta sociedad moderna que está cada vez más interrelacionada”.

El alumno de cuarto año, Bastián Soto, indica que los profesores de la carrera tienen una forma de enseñanza bastante variada. “Hay quienes guían su enseñanza hacia el mercado laboral, otros hacia la docencia y otros hacia las habilidades blandas”, comenta. Luego añade que en la carrera se estudian y analizan gran cantidad de teorías que son la base de la teoría económica actual. Sin embargo, en los últimos años Ingeniería Comercial mención Economía se ha abierto a la incorporación de nuevos electivos para apoyar el desarrollo de habilidades tecnológicas, comunicacionales y profesionales, guiando la enseñanza de la carrera en un ámbito mucho más del qué hacer.

Marcelo Montes, jefe del Departamento de Estadísticas de Precios del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), y egresado de la carrera indica que el campo laboral de esta carrera es bastante amplio y siempre estará relacionado a los intereses de los estudiantes. “Existe un área privada en que los economistas pueden desenvolverse bastante bien en áreas de inversión, banca y otros similares; pero también podrán encontrarse con trabajos en consultoras y empresas privadas, donde las tareas pueden apuntar a cumplir con proyectos y/o labores específicas asociadas a diversas temáticas”, cuenta el egresado.

“La Universidad me ayudó a comprender que la economía no sólo implicaba estudios asociados a números y algoritmos, y que existen diversas temáticas sociales en las que los economistas podemos colaborar desde diversos puntos de vista. Es decir, desde nuestra profesión podemos colaborar en la investigación de diversos fenómenos económicos y sociales de gran interés para el país, tales como educación, pobreza, desigualdad y tantos otros”, concluye Montes.

Para conocer más sobre la carrera de Ingeniería Comercial mención Economía ingresa a:

https://admision.usach.cl/Ingenieria-Comercial